Sponsored Content

El poder de las segundas opiniones: El viaje de Joe con DLBCL

Provided by: Brandpoint - March 28, 2024

Joe, paciente con cáncer de linfoma difuso de células B grandes (DLBCL), habló sobre su diagnóstico y tratamiento. Este contenido es proporcionado por Incyte.

En el otoño de 2021, Joe estaba perdiendo peso y se sentía inusualmente débil. Visitó a su médico de atención primaria, quien se dio cuenta de que algo andaba mal y le recomendó a Joe que fuera inmediatamente a la sala de emergencias. Fue allí, durante una hospitalización prolongada, que los médicos le dieron a Joe la noticia que nunca quería escuchar: tenía cáncer. Específicamente, los médicos le informaron que estaba experimentando “problemas graves” debido a una forma de cáncer de la sangre llamado linfoma difuso de células B grandes (o DLBCL).

“Cuando mi médico de atención primaria me sugirió que fuera de inmediato a la sala de emergencias, supe que se trataba de algo grave,” dijo Joe. “Fue una experiencia desconcertante escuchar que tenía lo que los médicos llamaron un ‘cáncer muy agresivo’ porque antes de la visita, lo único que notaba era algo de pérdida de peso y fatiga. Agradezco a mi esposa, ella me conoce mejor que nadie y notó una diferencia en mis niveles de energía y me impulsó a consultar a un facultativo.”

El DLBCL afecta aproximadamente a 28,000 personas por año en los Estados Unidos y es el tipo más común de linfoma no hodgkiniano (NHL, por sus siglas en inglés), una familia de cánceres de la sangre. Es un cáncer de rápido crecimiento, pero tratable, que afecta los linfocitos B, también conocidos como células B, un tipo de glóbulo blanco que ayuda al cuerpo a combatir infecciones. A medida que se desarrollan, las células B cancerosas se vuelven más grandes de lo normal y se multiplican de forma incontrolable.

Con el diagnóstico en etapa avanzada y la condición física de Joe, sus médicos le recomendaron un centro de cuidados paliativos como ayuda para aliviar los síntomas de su cáncer. Sin embargo, Joe no estaba listo para entregarse.

“No estaba preparado para aceptar los cuidados paliativos y quería explorar opciones de tratamiento,” explicó Joe. “Con el apoyo de mi esposa, siete hermanos menores y la congregación, busqué en otra parte y mi investigación me llevó a San Antonio, Texas, donde conocí al Dr. Enrique Díaz-Duque, un hematólogo-oncólogo especializado en linfoma.”

"Cuando conocí a Joe por primera vez, me quedó claro que quería un tratamiento para su DLBCL, por lo que estoy feliz de que haya venido a nosotros en busca de una segunda opinión,” dice Díaz. “Durante nuestra primera visita tuvimos una conversación sobre sus objetivos personales, sus preferencias y su condición, y mi equipo y yo evaluamos las opciones disponibles que consideramos que podrían ser apropiadas para él.”

“Además del apoyo de mi familia y mi fe para mantenerme optimista, el Dr. Díaz y mi equipo de médico desempeñaron un papel muy importante para mantener mi actitud y perspectiva de la vida,” dice Joe. “Mi equipo médico siempre fue positivo y orientado a encontrar soluciones, lo que, después de haber recibido una recomendación de ir a un centro de cuidados paliativos, me dio la esperanza que necesitaba de que podía encontrar un tratamiento que funcionara para mí.”

El equipo médico de Joe inició un régimen de quimioinmunoterapia estándar, pero después de aproximadamente seis meses, una tomografía por emisión de positrones (PET) mostró que, lamentablemente, todavía había cáncer presente.

“Debemos enfatizar que nosotros (los oncólogos) tratamos a los pacientes con DLBCL con intención curativa,” dice Díaz. “Desafortunadamente, casi la mitad de los pacientes ven que su DLBCL reaparece (el cáncer regresa) después del tratamiento inicial o no responde (el cáncer se vuelve refractario) al tratamiento inicial. Al considerar un segundo tratamiento para Joe, necesitábamos tener en cuenta su edad y su estado funcional y buscar una opción que fuera adecuada para que él obtuviera los mejores resultados posibles.”

Para Joe, la siguiente opción que él y su equipo decidieron fue Monjuvi® (tafasitamab-cxix), un tratamiento de inmunoterapia dirigida que se administra con otro medicamento llamado lenalidomida para tratar a adultos con ciertos tipos de DLBCL que regresa o que no responde a un tratamiento previo y que no pueden recibir un trasplante de células madre. La aprobación de Monjuvi se basa en un tipo de tasa de respuesta. Hay un estudio en curso para confirmar el beneficio clínico de Monjuvi.

“Creo que reconocer las necesidades y preferencias individuales de cada paciente es imperativo cuando se tratan cánceres como el DLBCL,” dice Díaz. “Además, escuchar a los pacientes y darles la oportunidad de opinar sobre su atención crea un entorno abierto y honesto, y da la sensación de un proceso colaborativo.”

En el caso de Joe, para él es importante que el tratamiento con Monjuvi no requiera hospitalización; podemos hacer que el equipo médico local, que él ya conoce y en el cual tiene depositada su confianza, se lo administre en un centro de atención médica cercano.

“Mi familia vive cerca y agradezco no tener que ser hospitalizado ni tener que viajar distancias largas para recibir tratamiento,” dice Joe. “Dada mi experiencia con el cáncer, aprecio más que nunca pasar tiempo con mis seres queridos.”

Joe respondió bien al Monjuvi y logró una respuesta completa, lo que significa que todos los signos de su cáncer han desaparecido. Una respuesta completa no siempre significa que el cáncer se haya curado. Joe continúa tomando Monjuvi y continúa bajo el cuidado de sus médicos, quienes evalúan su salud y su respuesta continua al Monjuvi. Esta es la experiencia de Joe con el Monjuvi y refleja los resultados hasta la fecha de este artículo. Cada individuo es diferente y los resultados pueden variar.

Monjuvi puede provocar efectos secundarios graves, incluidas reacciones a la perfusión, recuentos bajos de células sanguíneas e infecciones graves. Los efectos secundarios más comunes del Monjuvi son sensación de cansancio o debilidad, diarrea, tos, fiebre, hinchazón de manos y parte inferior de las piernas, infección del tracto respiratorio y disminución del apetito. Continúe leyendo para obtener más información sobre estos y otros efectos secundarios.

“Realmente creo que mi fe y mi equipo médico me ayudaron a superar los momentos más oscuros,” dice Joe. “Estuvieron ahí para mí en cada paso del camino, brindándome transparencia, optimismo y esperanza cuando más lo necesitaba.”

Lea la Información Importante de Seguridad más abajo para aprender más sobre los efectos secundarios del Monjuvi.

¿Qué es el MONJUVI?

MONJUVI (tafasitamab-cxix) es un medicamento recetado que se administra con lenalidomida para tratar a adultos con ciertos tipos de linfoma difuso de células B grandes (DLBCL) que reaparece (recidivante) o que no responde a un tratamiento anterior (refractario) y que no pueden recibir un trasplante de células madre.

No se sabe si el MONJUVI es seguro y eficaz en niños.

La aprobación de MONJUVI se basa en un tipo de tasa de respuesta. Hay un estudio en curso para confirmar el beneficio clínico del MONJUVI.

INFORMACIÓN IMPORTANTE DE SEGURIDAD

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del MONJUVI?

MONJUVI puede causar efectos secundarios graves, que incluyen

  • Reacciones a la infusión. Su proveedor de atención médica lo monitoreará para detectar reacciones a la infusión durante la infusión de MONJUVI. Informe a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene fiebre, escalofríos, enrojecimiento, dolor de cabeza o dificultad para respirar durante una infusión de MONJUVI.
  • Recuentos bajos de células sanguíneas (plaquetas, glóbulos rojos y glóbulos blancos). Los recuentos bajos de células sanguíneas son comunes con el MONJUVI, pero también pueden ser graves o severos. Su proveedor de atención médica monitoreará sus recuentos sanguíneos durante el tratamiento con MONJUVI. Informe a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más, o si tiene moretones o sangrado.
  • Infecciones. Se han producido infecciones graves en personas, incluidas infecciones que pueden causar la muerte, durante el tratamiento con MONJUVI y después de la última dosis. Informe a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más, o desarrolla cualquier signo o síntoma de una infección.

Los efectos secundarios más comunes del MONJUVI incluyen

  • Sentirse cansado o débil
  • Diarrea
  • Tos
  • Fiebre
  • Hinchazón de manos y parte inferior de las piernas.
  • Infección del tracto respiratorio
  • Disminución del apetito

Estos no son todos los posibles efectos secundarios del MONJUVI. Su proveedor de atención médica le dará medicamentos antes de cada infusión para disminuir la probabilidad de sufrir reacciones a la infusión. Si no tiene ninguna reacción, su proveedor de atención médica puede decidir que no necesita estos medicamentos en infusiones posteriores. Es posible que su proveedor de atención médica deba retrasar o suspender por completo el tratamiento con MONJUVI si tiene efectos secundarios graves.

Antes de recibir MONJUVI, informe a su proveedor de atención médica sobre todas sus condiciones de salud, incluido si

  • Tiene una infección activa o ha tenido una recientemente
  • Está embarazada o planea quedar embarazada. MONJUVI puede dañar al feto. No debe quedar embarazada durante el tratamiento con MONJUVI. No reciba tratamiento con MONJUVI en combinación con lenalidomida si está embarazada porque la lenalidomida puede causar defectos de nacimiento y la muerte del feto
    • Debe utilizar un método efectivo de control de la natalidad (anticoncepción) durante el tratamiento y durante al menos 3 meses después de su última dosis de MONJUVI
    • Informe a su proveedor de atención médica de inmediato si queda embarazada o cree que podría estarlo durante el tratamiento con MONJUVI
  • Está amamantando o planea amamantar. No se sabe si el MONJUVI se pasa a la leche materna. No amamante durante el tratamiento y durante al menos 3 meses después de su última dosis de MONJUVI.

También debe leer la Guía del Medicamento de la lenalidomida para obtener información importante sobre el embarazo, la anticoncepción y la donación de sangre y esperma.

Informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos que toma, incluidos los medicamentos recetados y de venta libre, las vitaminas y los suplementos a base de hierbas.

Llame a su médico para obtener asesoramiento médico sobre los efectos secundarios. Puede informar los efectos secundarios a la FDA al (800) FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch. También puede informar los efectos secundarios a Incyte al 1-855-463-3463.

Consulte la Información de prescripción completa, (en Ingles) incluida la Información para el paciente, para ver la Información Importante de Seguridad adicional en Monjuvi.com.

Si vive con DLBCL que regresó o no respondió al primer tratamiento (DLBCL recidivante o refractario), hable con su proveedor de atención médica sobre sus opciones de terapia. Para obtener más información sobre el Monjuvi, el DLBCL recidivante o refractario, y para obtener apoyo y recursos, visite www.Monjuvi.com.

Joe y el Dr. Díaz fueron compensados por su tiempo.

MONJUVI es una marca registrada de Incyte.

Incyte es una marca registrada de Incyte.

Noviembre de 2023 RC-US-TAF-01880

Recommended

© 2024 LiveInformed.com - About Us   Contact Us   Terms & Conditions   Privacy Policy